fbpx

Yopó es una medicina chamánica proveniente del Amazonas que produce una limpieza fisica / orgánica y una conexión espiritual, por un lado es una dura confrontación con el ego, y por otro lado ofrece la consciencia de unidad. La expansión de la consciencia está asegurada pero en el proceso se mueven cosas diferentes y se llega a una perspectiva muy particular desde donde poder apreciar la realidad.

El Yopó tambien es conocido como cohoba, nopo, mopo o parica, su origen es de un árbol perenne natural del Caribe y Sudamérica llamado Ananthethera Peregrina que alcanza los 20 m de altura y tiene su corteza espinosa. Sus flores son esféricas y de color amarillo claro tirando a blancas y no es considera especie en peligro de extinción.

El Yopó se prepara tostando y moliendo las habas negras y las cenizas de las vainas de estos árboles para hacer este rapé psicodélico. El yopo es inhalado o esnifado por la nariz mediante inhaladores de cerámica o cañas de bambú en ceremonias de los aborígenes como parte de sus rituales chamanicos.

La experiencia del Yopó DMT en Cancún comienza aproximadamente los 5 minutos de haber esnifado la medicina por ambas fosas nasales, el cuerpo empieza a sentirse caliente y se comienza a sentirse un ligero hormigueo por todo el cuerpo.
Despues comienza un malestar que busca depurar el organismo a traves del vómito, con el objetivo de desintoxicar el cuerpo y desbloquear todos los canales energéticos.

Es entonces cuando comienzan las visiones que tienen el propósito de desajustar los mecanismos que sostienen la estructura del pensamiento para poder producir confusión, aspecto indispensable para abrir nuevos espacios perceptivos. Uno de los fantásticos efectos del Yopo es que tritura momentáneamente las mascaras y personajes que interpretamos en la vida diaria para poder ver el verdadero rostro de lo que somos.

La experiencia psicoldelica nos sumerge en un inconmensurable sentimiento de gratitud y comprensión. Nos apoya en el proceso de descubrimiento de uno mismo y a la vida desde los ojos del amor. Solo desde el Amor puro, no erótico, podemos conocernos realmente, el amor incondicional es lo que somos, de dónde venimos y a donde vamos, esta medicina ancestral vienen a ayudarnos a recordar y dar sentido a nuestras vidas.