fbpx

¿Qué es la medicina Xanga?

La Xanga es una mezcla chamánica que combina cristales de DMT con plantas y yerbas de la selva.
La dimetriltriptamina (DMT) es una sustancia visionaria, el enteógeno más potente conocido sobre la faz de la tierra.
La experiencia con Xanga es análoga a la Ayahuasca, mucho más conectada con la madre tierra y perceptiva que fumar cristales de DMT.
El DMT es el que impulsa a la consciencia que tienes de ti mismo, normalmente unida y simultánea de tu ser y de tu cuerpo, a dar un salto cuántico al dividirse en dos estados: una híperconsciencia que flota fuera de tu cuerpo utilizando como vehículo al cuerpo astral y una consciencia inconsciente, un piloto automático que se encarga de las labores de mantenimiento del cuerpo.
Es muy agradable también, no sufre uno náuseas o diarrea, es mucho más suave, menos extraña, dura menos tiempo y es muy profunda.
Con Xanga las personas tienen acceso a sus propios procesos físicos y mentales mediante imágenes altamente simbólicas, parecidas a los sueños. Se pueden resolver problemas personales difíciles y sentirse mejor.
Engloba las experiencias cercanas a la muerte o de contenido espiritual, se puede llegar a experimentar una “completa y radical” separación de entre conciencia y cuerpo; se puede tener experiencias de muerte y resurrección y experiencias místicas.
Changa es el nombre coloquial con que se suele referir a esta medicina.
Chan-gha contiene hierbas como gordolobo, menta y loto azul entre otras muchas combinaciones, la Xanga permite que el DMT sea más accesible y disponible a las personas, no es adictiva (como el DMT no es adictivo) y es seguro. No se suele buscar la Xanga para vivir experiencias recreativas que se conviertan en adictivas, por otro lado personas sin experiencia y normalmente desinformadas a veces se pueden aterrorizar por fumar DMT, de estas solo algunas personas siguen buscando experiencias o meditaciones con la Xanga, pero la gran mayoría de las personas tiende a no perseguir Xanga a menos que tangan situaciones emocionales que resolver.
El efecto general de la Xanga es normalmente de bastante cura, y la mente, cuerpo y psique tienden a integrarse más.
DMT, como meta-neurotransmisor, aparece para permitir la transmisión y modulación de más información entre las neuronas. Se aquietan la mente y el cuerpo, a menudo se hace contacto con lo inefable. Todo esto trabaja generalmente para despejar la mente, alinear la psique y cumplir con el espíritu.
Uno de los beneficios de una sesión con esta medicina es que las personas son entonces capaces de seguir adelante con sus vidas con más perspectiva y muchas veces más motivación.
DMT es un catalizador muy poderoso de cambio, la Xanga además de ser un liberador de estrés, puede abrir la mente y permite una experiencia especial y novedosa.

Como toda medicina debe ser tratada con respeto, así como utilizarla de manera correcta, no consumir alimentos 5 horas antes de una experiencia con Xanga, y abstenerse de su uso si se consumen antidepresivos o medicamento psiquiátrico.